Lencería masculina

El papel de la lencería en el juego erótico es fundamental. Desde siempre y a lo largo de la historia se ha comprobado la ropa íntima se ha consolidado como un verdadero fetiche para algunos.

Ha llegado hasta tal punto esta evolución que en la línea de la ropa interior se ha establecido una clara separación entre lo que utilizamos como ropa interior básica y la lencería.

Los sexshop son la experiencia más confortable para un amante de las sábanas, eróticamente hablando.

Lo encuentras todo, incluyendo lencería, por supuesto. Puedes estar paseando como si estuvieras haciendo la compra para un menú especial, lo único distinto es que el menú es el que tú y tu pareja vais a hacer.

Además de asegurarte noches de lujuria y pasión, los sexshop te dan intimidad y confidencialidad, lo cual es muy útil sobre todo si eres tímido.

Y si no lo eres, prepárate para ponerte calentito con sólo ver las imágenes de lo que puedes comprar, porque lo que se lleva es comprar tus juguetitos en los sexshop online.

 

¿Lencería de mujer para el hombre?

LENCERÍA MASCULINANormalmente se asocia la lencería a la mujer pero también existe la lencería masculina y mucho más allá de los tangas, slips y boxes, ahora parece que también los hombres disfrutan  con la comodidad de los encajes.

De esta forma se está comprobando ya en todo el mundo cuando alguna empresa de origen australiano ha sacado una línea de lencería para hombres que incluyen sujetadores, tangas, braguitas con encajes, corsets y otras prendas categorizadas desde siempre para la mujer.

Seguro que te sorprende, no el hecho de que un hombre se pueda poner este tipo de prendas (que eso ya existe y se llama fetichismo) sino porque se haya creado para el hombre específicamente y que exista demanda para ello.

Mas que resultar atractivo, el uso de estas prendas por parte de los chicos provoca risa. Estamos tan acostumbrados a ver que esas prendas son para las chicas que verlas puesta en hombres resulta raro y gracioso. Precisamente este es uno de los aspectos que la empresa fabricante quiere destacar.

También apuntan al grado de satisfacción de la clientela que aportaba testimonios dirigidos a la comodidad y también por supuesto a la amplitud de opciones para elegir cuando tenían que ponerse la ropa interior.

 

¿Pero es realmente erótica este tipo de prenda?

LENCERÍA MASCULINAGeneralmente no. Es raro encontrar chicas que se pongan a tono viendo a su chico con un tanga con encajes. ¿Por qué? La respuesta es sencilla, las chicas buscan la masculinidad en el hombre y los rasgos de masculinidad están muy arraigados en nuestra sociedad con unos cánones muy concretos. Ver a un chico con un picardías no resulta muy masculino.

Sobre todo si estás esperando que ese chico que te tome con fuerza entre sus brazos y sea él el que tome las riendas de la situación. No sería demasiado “creíble” si tu hombre de 1,80m. y horas de gimnasio se pone un sujetador para hacerlo.

Al igual que los cánones de belleza están más que establecidos, la base de los gustos eróticos también lo está. Sin embargo dicen que en la variedad se encuentra el gusto, y es posible que empecemos a dirigir nuestra mirada hacia nuevas formas de sugerir. Pero por favor que no sea con un chico con encajes.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.